El marketing de contenidos es una estrategia utilizada para generar confianza, autoridad y posicionamiento de marca mediante la creación y publicación de contenidos relevantes para un público objetivo. 

En la actualidad, una buena estrategia de marketing de contenidos se convirtió en una necesidad para cualquier marca.

Las personas quieren leer contenido valioso relacionado con sus intereses y necesidades, cuanto más personalizado sea mejor, ya que ayudará a tus clientes a sentirse más cerca de tu marca.

Cuando hablamos de marketing de contenidos nos referimos a una estrategia de comunicación basada en la creación y publicación de contenidos relevantes para el público objetivo de una marca.

A través de esta estrategia, se busca brindar soluciones al buyer persona de la empresa posicionando a la marca cómo autoridad en el tema, construyendo así, una relación de confianza y credibilidad, ayudando de manera implícita, a tomar la decisión de compra.

El marketing de contenidos puede llevarse a cabo por distintos canales de comunicación, artículos de blog, publicaciones en RRSS, infografías, ebooks, descargables, tutoriales en video, podcast, etc., y va a depender de los objetivos que se deseen alcanzar con la estrategia.

Marketing de Contenidos: primeros pasos.

Para iniciar en el mundo del Marketing de Contenidos tenés que tener en claro 4 puntos fundamentales:

1-            Tener bien definido el buyer persona o cliente ideal al que vas a dirigirte.

2-            Decidir el tema sobre el cuál vas a compartir soluciones.

3-            Definir los objetivos que querés alcanzar.

4-            Elegir los canales de comunicación por los que vas a implementar la estrategia.

Al tener definidos estos 4 puntos ya podés comenzar a diseñar tu estrategia de Marketing de Contenidos.

Buyer persona o cliente ideal

Es el protagonista ya que todos tus contenidos estarán orientados en satisfacer una necesidad o solucionar un problema que le preocupa o molesta a tu buyer persona.

De esta manera lograrás el efecto “me leyó la mente” que tanto buscamos a la hora de conectar emocionalmente a través de contenidos.

Antes de escribir, pensá en las necesidades, problemas, sueños, aspiraciones, desafíos, etc., que tu buyer persona tiene, y basándote en ello, diseñá contenido que logre conectar con su emocionalidad.